Si hay que elegir un tema controvertido en nutrición y salud, sin duda es este. …

por | 2 de mayo | Entrenamiento, Fisiología, Instagram, Nutrición Deportiva

Si hay que elegir un tema controvertido en nutrición y salud, sin duda es este. La relación entre #grasa y #colesterol con la enfermedad cardiovascular (ECV) lleva más de 70 años encima de la mesa.

Más allá de generalizar con las grasas en sí, debemos identificar de qué tipo de grasas hablamos para sacar conclusiones más fehacientes. Las grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas se asocian con menor incidencia de ECV, sin embargo, las grasas trans y las grasas saturadas se asocian con mayor incidencia (imagen 1 y 2)

Dentro de las grasas saturadas, también podemos hacer una subclasificación, ya que no todas son iguales. La mantequilla y otras grasas lácteas (con alto contenido de ácido mirístico) aumentan el colesterol #LDL, lo cual puede aumentar el riesgo de ECV (imagen 3).

La grasa de la #carneroja (que contiene ácido palmítico y ácido esteárico) eleva el LDL en menor grado y otros alimentos como la manteca de cacao (que contiene en gran parte ácido esteárico) eleva el LDL sólo ligeramente (Willet et al 2012).

Las grasas saturadas de cadena media, como las que se encuentran en la grasa de coco parece aumentar el colesterol HDL, que aunque es conocido como colesterol “bueno” y a priori es positivo, sabemos que elevado en exceso, puede ser perjudicial. Esto depende también de si el sujeto es sano o no (Neumann et al 2021).

Los ácidos grasos de cadena corta, como el butirato, parecen ejercer acciones beneficiosas (quizás por su efecto antiinflamatorio). No está claro los efectos sobre la enfermedad cardiovascular.

Derivado de estudios mecanicistas, se dedujo que los ácidos grasos #omega6 son inflamatorios, algo que la evidencia no sostiene como comenté en un post dedicado a ello en mi zona Premium, siendo neutras o incluso antiinflamatorias. De hecho, las grasas poliinsaturadas (#omega3 y 6) reducen el colesterol LDL y el riesgo de enfermedad cardiovascular.

El principal error en este debate surge de extrapolar datos de estudios mecanicistas con nutrientes aislados (nutricionismo) y no hablar de alimentos como tal. También se debe a lo multifactorial de las ECV y factores de confusión implícitos.

Publicación Original
Compartir:

Sigue leyendo:

Comenta:

0 comentarios

Newsletter

Recibe todas las actualizaciones de Ciencias del Ejercicio en tu Email.