El otro día hice una encuesta donde lancé la siguiente pregunta: ¿Qué azúcar es mejor? Y puse dos opciones: azúcar de #dátil y azúcar blanca. El 80% de la gente eligió “azúcar de dátil”

Vamos a ver. El #azúcar, es realmente un disacárido llamado sacarosa. La #sacarosa está compuesta por una molécula de glucosa y otra de fructosa. Esto es así siempre, esté donde esté el azúcar, sea intrínseca o añadida, tenga matriz nutricional o no. Por tanto, el azúcar es azúcar en cualquier alimento donde esté.

Ahora bien, el efecto que tendrá en nuestro organismo si puede ser diferente en función de la matriz nutricional del alimento en sí mismo. Es decir, que si el azúcar si ingiere por ejemplo a través de una fruta con alto contenido en #fibra y que además presenta micronutrientes saludables, pues siempre va a ser más interesante ingerir fruta entera que azúcar blanca directamente.

Pero ojo, el azúcar es azúcar, esté donde esté. Lo que quiero decir, es que aunque haya ciertas diferencias en como procesamos fisiológicamente ese azúcar, no deja de ser azúcar porque esté dentro de una #fruta o de un dátil. Si además, exprimimos la fruta para hacer zumo o trituramos los dátiles para hacer pasta de dátil o endulzar en alguna receta, la respuesta del azúcar en tu organismo será prácticamente igual que consumir azúcar blanca.

¿Entonces es malo comer fruta exprimida o usar pasta de dátil? Pues no tiene por qué. El problema aquí está en la demonización que se ha hecho del azúcar. El exceso de azúcar en la dieta de la población proviene del alto consumo de #ultraprocesados que llevan azúcar añadido por un tubo. Incluso muchos alimentos que no son dulces están repletos de azúcar o variantes similares por motivos de sabor, textura, estabilidad y demás de algunos productos. Esto, unido al sedentarismo, sí es un problema.

Pero si lo consumes puntualmente de forma moderada y/o eres una persona activa no habrá ningún problema en absoluto, ni para tu salud ni para tu composición corporal. Incluso en algunos contextos será una gran ayuda, en su justa medida obvio.

Publicación Original
Compartir:

Sigue leyendo:

Comenta:

Newsletter

Recibe todas las actualizaciones de Ciencias del Ejercicio en tu Email.