Ni un aumento agudo de la #testosterona después del entrenamiento de #fuerza, n…

por | 2 de mayo | Entrenamiento, Fisiología, Instagram, Nutrición Deportiva

Ni un aumento agudo de la #testosterona después del entrenamiento de #fuerza, ni un aumento basal a largo plazo, parecen ser necesarios para experimentar ganancias en fuerza e #hipertrofia.

Sin embargo, el aumento de testosterona que se produce justo después del #entrenamientodefuerza es seguido de un aumento del receptor de testosterona muscular. Posteriormente, hay una caída a niveles basales en la testosterona (está caída se debe a que ésta se une a du receptor para ejercer su acción).

Esta combinación de respuestas (aumento del receptor muscular de testosterona y baja concentración en sangre de testosterona) puede ser un indicativo del desplazamiento de la testosterona desde la sangre hacia el músculo después del entrenamiento de fuerza, lo que puede desempeñar un papel clave en la optimización de la fuerza e hipertrofia.

Cuando comparamos la testosterona y su receptor después del entrenamiento de fuerza en ayunas o en estado de alimentado, vemos que en el estado de #ayuno (Gráfico a), hay un aumento de la testosterona seguida de una caída después del entrenamiento de fuerza, pero no hay cambios en el receptor de andrógenos 60 minutos después del #entrenamiento. Sin embargo, cuando se entrena habiendo comido (Gráfico b), se produce un mayor aumento de la testosterona justo después del entrenamiento, pero poco tiempo después, ésta cae dramáticamente. Esta reducción en la testosterona circulante en sangre se correlaciona con un aumento del contenido del receptor de andrógenos (Gráfico b), lo cuál indica que hay un desplazamiento de la testosterona hacia el #músculo, donde se unirá a su receptor favoreciendo la síntesis proteica muscular para mejorar la fuerza e hipertrofia.

Para hacerlo más sencillo: Según este estudio, entrenar en ayunas, produce un menor estado anabólico muscular en comparación con entrenar habiendo comido previamente. No sabemos hasta qué punto es importante esto en un contexto global, pero si buscas rendimiento, por ahora mejor comer antes. Aún así, habrá que seguir investigando para sacar conclusiones fehacientes.

Publicación Original
Compartir:

Sigue leyendo:

Comenta:

0 comentarios

Newsletter

Recibe todas las actualizaciones de Ciencias del Ejercicio en tu Email.