Hace unos días, las redes se llenaron de insultos al presidente de cardiólogos d…

por | 10 de mayo | Entrenamiento, Fisiología, Instagram, Nutrición Deportiva | 20 Comentarios

Hace unos días, las redes se llenaron de insultos al presidente de cardiólogos de España, @julianperezvillacastin , por sus lamentables declaraciones públicas (imagen 1). Promover el consumo de alcohol al público es muy peligroso, sea cual sea la dosis. Además, muchos profesionales sanitarios ya estamos cansados de noticias falsas y absurdas sobre la ingesta del vino (imagen)

El #resveratrol, una sustancia química que se encuentra en la piel de las uvas (y por tanto en el vino tinto), posee importantes beneficios para la #salud. El problema es que para obtener 1 gramos de resveratrol a partir de vino deberíamos ingerir entre 500-2700 litros de vino (imagen 3)

Pero el problema real en lo que hizo Julián, radica en que a día de hoy la evidencia científica no termina de esclarecer si pequeñas dosis de vino pueden ser beneficiosas para la salud. Por tanto, el problema del asunto está en lanzar un mensaje público, afirmando, concretando dosis y frecuencia de consumo y asumiendo cualquier contexto. Pero esto no implica que el trasfondo del mensaje sea totalmente erróneo.

Aunque el #alcohol como tal es tóxico a cualquier dosis, debemos entender que el vino es mucho más que alcohol (matriz nutricional). A día de hoy son muchos los estudios que muestran que dosis pequeñas de vino tinto pueden mejorar algunos parámetros de salud. Los polifenoles y antioxidantes del vino, más allá del resveratrol, cuando se complementan entre sí, pueden ejercer acciones positivas como mejora del estrés oxidativo, efecto antiinflamatorio, mejorar la #microbiota, reducir la tensión arterial, reducir la agregación plaquetaria-ateroesclerosis, etc. Incluso hay meta-análisis en humanos (Weaver et al 2021) o ensayos controlados aleatorizados en humanos como este de 2 años de duración (Golán et al 2018)

También hay otros estudios que no ven estos beneficios. No defiendo ni justifico la ingesta de #vino, solo comento que no es tan simple como decir NO. De hecho, por principio de precaución, es mejor decir NO, al menos públicamente. Pero si atendemos a la evidencia, ese “NO” es un reduccionismo. Eso sí, habrá que evaluar si compensa o no, en qué cantidad, cuando y para quienes.

#vinotinto

Publicación Original
Compartir:

Sigue leyendo:

Comenta:

Newsletter

Recibe todas las actualizaciones de Ciencias del Ejercicio en tu Email.