Respuestas psicológicas y conductuales al ejercicio interválico y continuo

Por Ricardo L Scarfó el 25 Diciembre, 2018.

Respuestas psicológicas y conductuales al ejercicio interválico y continuo

Hay un reconocimiento creciente de que el entrenamiento físico por intervalos como alternativa tiempo-eficaz al entrenamiento de la resistencia tradicional, produce adaptaciones fisiológicas vinculadas a una salud mejorada. Un reciente estudio de Matthew J. Stork, de la University of British (Canadá), tuvo como objetivo comparar respuestas psicológicas a, y preferencias para, el entrenamiento continuo de moderada intensidad (MICT), entrenamiento por intervalos de alta intensidad (HIIT), y entrenamiento interválico de sprint (SIT) entre adultos inactivos, e investigar las relaciones entre afectos, goce, preferencias del ejercicio, y comportamiento del ejercicio subsecuente durante un período de seguimiento de 4 semanas.


Treinta hombres y mujeres inactivos (21.23±3.81 años), inexpertos con el HIIT o SIT, completaron tres pruebas de cicloergómetro en orden al azar en días separados: MICT (45 minutos continuo; aproximadamente 70% a 75% de la FC máxima (FCmáx)); HIIT (10 x 1 minuto a aproximadamente 85% a 90% de la FCmáx con períodos de 1 minuto de recuperación); y SIT (3 x 20 segundos de sprint 'all-out' con 2 minutos de recuperación). El esfuerzo percibido (RPE), afecto, y excitación, fueron medidos a lo largo de las pruebas y el goce fue medido en el post-ejercicio. Los participantes ordenaron por ránking, los protocolos (1–3) según la preferencia y anotaron su ejercicio durante un periodo de 4 semanas.



A pesar de los elevados niveles de FC, RPE, y excitación durante los períodos de trabajo (P's <0.05), y el negativo afecta durante el HIIT y SIT, el goce y las preferencias para el MICT, HIIT, y SIT fueron similares (P's >0.05). En el afecto a la tarea, fue predictivo del goce del post-ejercicio para cada tipo de ejercicio (r's = 0.32 a 0.47; P's <0.05). El afecto en la tarea y el goce del post-ejercicio predijo las preferencias para el HIIT y el SIT (rs’s = -0.34 a -0.61; P's <0.05), pero no para el MICT (P's >0.05), respectivamente. Durante el seguimiento, los participantes completaron más sesiones de MICT (M = 6.11±4.12) que sesiones de SIT (M = 1.39±1.85; P <0.01, d=1.34). Aunque los participantes tendieron a completar más sesiones de MICT que de HIIT (M = 3.54±4.23; P=0.16, d=0.56), y más sesiones de HIIT que de SIT (P=0.07, d=0.60), las diferencias no fueron significativas. El afecto a la tarea predijo el número de sesiones de MICT (r=0.40; P <0.05), pero no de HIIT o SIT (P's >0.05).



Los resultados presentes demostraron que, a pesar de experimentar respuestas afectivas más negativas durante el HIIT y el SIT comparado con el MICT, los individuos inactivos reportaron aún niveles iguales de goce del post-ejercicio y preferencias para el MICT, HIIT, y SIT. Pretenciosamente, este estudio demuestra que un protocolo de SIT que consiste de 3 x 20 segundos 'allout', pueden ser completados, disfrutados, e incluso preferidos por encima del MICT o HIIT por algunos individuos inactivos. Aún más, se descubrieron diferencias en relación del afecto-comportamiento del ejercicio para el ejercicio por intervalos y el ejercicio continuo, de tal forma que el afecto experimentado durante el ejercicio predijo el comportamiento del ejercicio de 4 semanas para el MICT, pero no para HIIT o SIT.



En conjunto, estos resultados proporcionan una nueva comprensión de las respuestas psicológicas agudas de gente inactiva al MICT, HIIT, y SIT, y qué rol de tales respuestas puede jugar prediciendo preferencias del ejercicio y comportamiento del ejercicio a futuro. Mientras que la investigación ha demostrado previamente que el HIIT y el SIT pueden producir beneficios físicos similares como el MICT durante varias semanas de entrenamiento, este estudio provee nueva evidencia de que una única sesión de HIIT y SIT pueden ser igualmente tan agradables y preferibles como el MICT entre individuos inactivos. Además, puede haber diferencias, o al menos consideraciones importantes, en la relación afecto-comportamiento del ejercicio entre el ejercicio por intervalos y el ejercicio continuo.



Este estudio sugiere más allá de la consideración de cómo un ejercicio típicamente se prescribe a la población principalmente inactiva. Por ejemplo, es posible que la evaluación basada en laboratorio de las personas que realizan protocolos de intervalos agudos y protocolos de ejercicio continuo pueda usarse para programas de ejercicio individualizados, que son muy conducentes al goce y adhesión al ejercicio. Similar a la evidencia de que las personas han variado las respuestas fisiológicas al MICT vs SIT, este estudio indica que las personas también tienen respuestas fisiológicas variadas al MICT, HIIT, y SIT. Cuando se trata de la prescripción de ejercicio, una sola muestra de tamaño no encaja a todos; los profesionales del cuidado de la salud y del ejercicio deben proporcionarles oportunidades de someter a personas y probar formas diferentes de ejercicio continuo y ejercicio por intervalos como medios de promover la actividad física y mejorar la higiene pública.