El entrenamiento por intervalos de alta intensidad de cuerpo entero induce respuestas cardiorespiratorias similares comparado con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad tradicional y el entrenamiento continuo de moderada intensidad en hombres

Por Ricardo L Scarfó el 4 Diciembre, 2018.

El entrenamiento por intervalos de alta intensidad de cuerpo entero induce respuestas cardiorespiratorias similares comparado con el entrenamiento por intervalos de alta intensidad tradicional y el entrenamiento continuo de moderada intensidad en hombres

Los protocolos de entrenamiento por intervalos de alta intensidad de bajo-volumen (HIIT) que usan el peso corporal como resistencia, podrían ser una alternativa interesante y barata al entrenamiento por intervalos de alta intensidad tradicional basado en ergómetros (HIIT-T) y el entrenamiento continuo de moderada intensidad (MICT). Por lo tanto, el objetivo fue comparar los efectos de 16 semanas de HIIT de cuerpo entero (HIIT-CE), HIIT-T, y MICT sobre resultados en el consumo máximo de oxígeno (VO2máx), segundo umbral ventilatorio (VT2), y economía de carrera (RE).




Cincuenta y cinco hombres sanos (23.7±0.7 años, 1.79±0.01 m, 78.5±1.7 kg) se dividieron al azar en 3 grupos de entrenamiento (HIIT-T = 17; HIIT-CE = 19; MICT = 19) durante 16 semanas (3 veces por semana). El grupo de HIIT-T realizó ocho turnos de 20 segundos al 130% de la velocidad asociados al VO2máx (vVO2máx) entremezclados por 10 segundos de recuperación pasiva en una cinta ergométrica, mientras que el grupo de HIIT-CE realizó el mismo protocolo pero con ejercicios de calistenia ('burpees', 'mountain climbers', sentadillas y empujones con mancuernas de 3 kg, y saltos a la soga, se realizaban en este orden, y 4 secuencias de los ejercicios era dos veces repetida, ascendiendo a 8 series) usados a una intensidad extrema en lugar de carrera en cinta ergométrica. Finalmente, el grupo de MICT ejercitó durante 30 minutos al 90–95% de la frecuencia cardíaca (FC) asociada al VT2.





Después de la intervención, todos los grupos mejoraron el VO2máx, la vVO2máx, el tiempo hasta al agotamiento (Tmáx), el VT2, la velocidad asociada con el VT2(vVT2), y tiempo para localizar el VT2(tVT2) significativamente (p˂0.05). Es más, el Tmáx, la vVT2, y el tVT2 fueron mayores después del HIIT-T comparado con el HIIT-CE (p˂0.05), mientras que el consumo de oxígeno aumentó y las FCs disminuyeron durante el test de RE en todos los grupos (p˂0.05).
Los resultados demuestran que el HIIT-CE puede ser tan eficaz como el HIIT tradicional siendo también tiempo-eficaz comparado con el MICT para mejorar los resultados relacionados con la salud después de 16 semanas de entrenamiento. Sin embargo, el HIIT-T y el MICT parecen preferibles para intensificar resultados relacionados con el rendimiento comparado con el HIIT-CE.



APLICACIONES PRÁCTICAS

En base a estos resultados, el HIIT-CE parece ser una alternativa eficaz para mejorar la potencia y capacidad aeróbica, y permite a los sujetos correr a un menor % del VO2máx para una misma velocidad de carrera. Así, este modo de entrenamiento puede indicarse como una gran posibilidad para entrenar regímenes apuntados a la salud y a la promoción de la aptitud física. A pesar de la necesidad de estudios en gran escala en ambientes de no laboratorio, los resultados positivos observados en adultos jóvenes físicamente activos pueden indicar que el HIIT-CE también puede ser útil para las poblaciones con menores niveles de salud, como adultos sedentarios, por ejemplo. Sin embargo, su capacidad para realizar este tipo de ejercicio necesita aún ser verificada. En lugar de recalcar un protocolo mejor, el punto alto de los resultados es que todos los 3 regímenes de entrenamiento son convenientes para inducir mejoras en el fitness cardiorespiratorio y, así, dar otra valiosa herramienta a ser agregada por los técnicos del acondicionamiento físico. Finalmente, la investigación sobre salud pública puede considerar evaluar la viabilidad de ejercicios de calistenia a lo largo ya de los modos recomendados de entrenamiento para la promoción de la salud.



Según McCann e Higginson (18), al menos 4 variables necesitan ser evaluadas para evaluar el rendimiento: El VO2máx, la velocidad de carrera máxima, la capacidad para mantener un % alto del VO2máx (es decir, la VT2), y la RE. Por consiguiente, si el programa de entrenamiento también está apuntando a intensificar el rendimiento, el HIIT-T parece ser preferible al HIIT-CE porque produce las mayores mejoras en el Tmáx de carrera, la vVT2, y el VT2, pero no mayor que el MICT. Sin embargo, la transferencia de estos resultados al rendimiento en ambientes reales (es decir, no en una cinta ergométrica) todavía necesita ser confirmada. No obstante, el HIIT-CE puede indicarse como una alternativa al entrenamiento tradicional durante las fases de mantenimiento o de acondicionamiento general, por ejemplo, ya que se pudo mejorar los resultados de rendimiento mencionados.