Efectos de ocho semanas de entrenamiento funcional de alta intensidad sobre el control de glucosa y la composición corporal entre adultos con sobrepeso y adultos obesos

Por Ricardo L Scarfó el 3 Mayo, 2019.

Efectos de ocho semanas de entrenamiento funcional de alta intensidad sobre el control de glucosa y la composición corporal entre adultos con sobrepeso y adultos obesos

El ejercicio de alta intensidad se ha encontrado que influye positivamente sobre el control de glucosa, sin embargo, los efectos del entrenamiento funcional de alta intensidad (HIFT) para los adultos sedentarios con sobrepeso y obesos sin diabetes, aún es desconocido. Pero, Yuri Feito de la Kennesaw State University (EEUU), recientemente llevó a cabo un estudio con esta cuestión.

El propósito de ese estudio fue examinar los cambios en la composición corporal y el control de glucosa a partir de ocho semanas entrenamiento aeróbico y de la fuerza (A-F) comparado a un HIFT. El tiempo por sesión empleado para hacer los entrenamientos diarios fue registrado para cada grupo.



Las medidas de inicio y post-tests incluyeron la altura, peso, circunferencia de cintura, absorsiometría de radiografía dual (porcentaje de grasa corporal, masa grasa, masa magra), y glucosa sanguínea en ayunas. Los participantes que completaron la intervención (78%, n = 9 por grupo) eran 67% mujeres, edad = 26.8±5.5 años, y tenían un índice de masa corporal = 30.5±2.9 kg/m2. Laos test de glucemia en ayunas y de tolerancia a la glucosa oral de 2-hs se usaron como variables primarias del resultado. En promedio, el grupo de HIFT gastó significativamente menos tiempo en completar los entrenamientos por día y semana (ps <0.001). Ninguna diferencia significativa se encontró para composición corporal o variables de glucosa dentro de o entre los grupos.



Aunque esos resultados no ofrecieron diferencias significativas entre los grupos, la investigación futura puede utilizar los tamaños del efecto a partir de este estudio para llevar a cabo pruebas totalmente avanzadas que comparen el HIFT con otras modalidades de entrenamiento más tradicionales.



Es notable y alentador que esta intervención de 8 semana haya producido tasas de abandono normal relativamente bajas (~22%) y los participantes lograron encima un 90% de adhesión de todas las sesiones de entrenamiento. Aunque las tasas de abandono normal para los estudios de intervención pueden ser difíciles de cuantificar, la mayoría de los estudios que logran tasas de deserción normal bajas, incluyen componentes adicionales como el entrenamiento conductual (por ejemplo, fijación de objetivos), sesiones débilmente conductuales y registros del ejercicio, llamadas telefónicas quincenales y auto-vigilancia del ejercicio en forma de registros diarios detallados que tienden a ser embarazosos para el participante y poco práctico en una situación de “mundo real”. Recientemente, varias investigaciones de este laboratorio han elucidado en factores motivacionales que afectan la participación del HIFT y hacen pensar en este tipo de entrenamiento basado en lo grupal que incluye desafíos personales constantes y competición, lo que parece motivar a la mayoría de los adultos. Deben dirigirse estudios más extensos y con muestras más grandes para investigar aún más los efectos del HIFT en la composición corporal y el control de glucosa para los adultos con sobrepeso y adultos obesos.