Efectos de juegos reducidos v entrenamiento de la resistencia convencional sobre el rendimiento de resistencia en jugadores de fútbol jóvenes varones: Una comparación meta-analítica

Por Ricardo L Scarfó el 24 Junio, 2019.

Efectos de juegos reducidos v entrenamiento de la resistencia convencional sobre el rendimiento de resistencia en jugadores de fútbol jóvenes varones: Una comparación meta-analítica

Se han indicado a los juegos reducidos como una alternativa viable al entrenamiento de la resistencia convencional para mejorar el rendimiento de resistencia en jugadores de fútbol jóvenes. Esto tiene implicaciones importantes para el desarrollo del deportista a largo plazo porque indica que los jugadores pueden aumentar la resistencia aeróbica a través de actividades que se parecen estrechamente a su deporte de elección.



Jason Moran, de la Hartpury University (Reino Unido), llevó a cabo recientemente un meta-análisis, cuyo objetivo fue comparar la adaptabilidad de jugadores de fútbol jóvenes varones a los juegos reducidos vs entrenamiento de la resistencia convencional y establecer pautas de prescripción de ejercicio para esta población. Las fuentes de datos utilizadas fueron el Google -scholar, PubMed y Microsoft Academic. Los criterios de elegibilidad de los estudios fueron la inclusión si las intervenciones se llevaran a cabo en jugadores de fútbol varones (edad <18 años) y comparados efectos de los juegos reducidos y el entrenamiento de la resistencia convencional sobre el rendimiento de resistencia aeróbico. Se definieron a los juegos reducidos como partidos de fútbol jugados en áreas reducidas del campo de juego, usando a menudo reglas adaptadas e involucrando un número menor de jugadores que los partidos tradicionales. Se definió al entrenamiento de la resistencia convencional como la carrera continua o el entrenamiento interválico extenso que consisten en duraciones de trabajo >3 minutos.



Se utilizó el modelo de efectos aleatorios de varianza inversa para los metanálisis porque asigna un peso proporcional a las pruebas en función del tamaño de sus errores estándar individuales y facilita el análisis al tiempo que explica la heterogeneidad entre los estudios. Los tamaños de efecto fueron representados por la diferencia promedio estandarizada y presentados junto a 95% de intervalos de confianza.



Siete estudios fueron incluidos en este meta-análisis. Ambos modos de entrenarse fueron eficaces en aumentar el rendimiento de resistencia. Los tamaños de efecto de dentro del modo fueron los dos de magnitud moderada [juegos reducidos: 0.82 (95% intervalo de confianza 0.05, 1.60), Z = 2.07 (p = 0.04); entrenamiento de la resistencia convencional: 0.89 (95% intervalo de confianza 0.06, 1.72), Z = 2.10 (p = 0.04)]. Hubo sólo diferencias triviales [0.04 (95% intervalo de confianza - 0.36, 0.43), Z = 0.18 (p = 0.86)] entre los efectos sobre el rendimiento de resistencia aeróbico de los juegos reducidos y el entrenamiento de la resistencia convencional. Los análisis de subgrupo mostraron diferencias principalmente triviales entre los métodos de entrenamiento por las variables de la programación claves como la duración fija (= o <4 minutos) y período de recuperación entre las series (= o <3 minutos). Programas que eran más largos que 8 semanas favorecieron a los juegos reducidos [tamaño del efecto = 0.45 (95% intervalo del confianza - 0.12, 1.02), Z = 1.54 (p = 0.12)], con el opuesto siendo real para el entrenamiento de la resistencia convencional [tamaño del efecto = - 0.33 (95% intervalo de confianza - 0.79, 0.14), Z = 1.39 (p = 0.16)]. Los programas con más de 4 series por sesión, favoreció a los juegos reducidos [tamaño del efecto= 0.53 (95% intervalo de confianza - 0.52, 1.58), Z= 0.98 (p = 0.33)] con sólo una diferencia trivial entre aquellos con 4, o menos, series [tamaño del efecto = - 0.13 (95% intervalo de confianza - 0.52, 0.26), Z = 0.65 (p = 0.52)].



Los resultados de este meta-análisis indican que los juegos reducidos pueden usarse en lugar de, o además de, el entrenamiento de la resistencia tradicional, para el desarrollo de la resistencia en jugadores de fútbol jóvenes varones. En realidad, aparentemente el entrenamiento de la resistencia convencional no puede requerirse expresamente en la juventud porque las mismas mejoras del rendimiento pueden lograrse vía el uso de juegos reducidos. Este hallazgo se ve reforzado por otra evidencia que sugiere que los juegos reducidos pueden simultáneamente orientarse al desarrollo de habilidades técnicas, lo que lo convierte en una opción más atractiva de entrenamiento que el entrenamiento de la resistencia convencional. Si las cualidades físicas se pueden desarrollarse y mantenerse de una manera que sostiene al individuo comprometido y lo exponga a una gran variedad de patrones de movimiento y habilidades técnicas, se pueden apuntar varios objetivos de desarrollo atlético a largo plazo al mismo tiempo.