Efectos fisiológicos y de rendimiento del chicle de cafeína consumido durante un entretiempo simulado por jugadores profesionales de rugby

Por Prof. Ricardo L Scarfó

El rugby es un deporte de alta intensidad y de colisión intermitente que exige a los jugadores que aceleraren repetidamente desde 1 fase de juego a otro para competir por la posesión de la pelota. Típicamente se juegan dos mitades de 40 minutos que son cada uno separadas por un descanso (entretiempo) de 10 a 15 minutos. Ya que se han reportado jugadores de deportes intermitentes en algunos estudios que muestran intensidades de ejercicio reducidas a través del tiempo inmediatamente después del descanso respecto a las fases iniciales de un partido (Lovell 2013), el descanso se ha propuesto como una oportunidad para optimizar el rendimiento subsecuente (Russell 2016). Notablemente, la ingesta nutricional es un componente clave de las prácticas actuales en el descanso (Towlson 2013).

La cafeína (CAF) es una ayuda ergogénica ampliamente usada que beneficia el rendimiento físico y cognitivo en deportes de equipo. Cuando es absorbido por el tracto gastrointestinal inferior, la CAF ejerce su efecto a través de varios mecanismos incluyendo el antagonismo del receptor de adenosina, flujo glucolítico mejorado, aumento del control del calcio en el retículo sarcoplásmico, acumulación del potasio intersticial atenuada y estimulación hormonal (Beaven 2008, Davis 2009, Mohr 2011). En el caso del último, Beaven y cols. (2008) atribuyeron los efectos ergogénicos de la CAF a su capacidad de elevar la testosterona. Notablemente, se han reportado aumentos agudos en las concentraciones de testosterona de pre-ejercicio para intensificar el rendimiento de alta intensidad después de eso, incluso los resultados de partidos de la unión del rugby (Gaviglio 2014) y posiblemente se relaciona a un efecto motivador mayor (Cook 2013) o un efecto directo en el sistema nervioso (Kraemer 2005).

Las concentraciones máximas de CAF y sus metabolitos son generalmente realizados dentro de 1 y 3 horas de ingestión cuando los mecanismos de acción dependen de la absorción a través del tracto gastrointestinal inferior (Magkos 2005). En la última década, se han atribuido también los efectos ergogénicos de la CAF al antagonismo de los receptores en el tracto superior gastrointestinal facilitando una modulación central de la actividad de las unidades motoras, estimulación del receptor de adenosina (Kalmar 2005), y aumentada función endócrina (Paton 2010). Notablemente, los chicles con cafeína se han puesto comercialmente de moda y han sido asociados con tiempos de absorción significativamente más rápidos cuando es comparado con una modalidad de administración tradicional basada en pastillas (Kamimori 2002).

Ryan y cols. (2013) observaron un rendimiento del pedaleo mejorado cuando los los chicles con cafeína conteniendo 300 mg de CAF fueron dados 5 minutos antes del ejercicio. Es interesante observar que, proveyendo la misma dosis de chicle con cafeína 60 y 120 minutos antes del inicio del ejercicio, se negaron los efectos ergogénicos observados. Similarmente, Paton y cols. (2010) identificaron que 3 mgkg-1 de CAF liberada a través del chicle, retrasó la fatiga durante el pedaleo de sprint repetido. A pesar de muy pocos estudios que han investigado los efectos de este nuevo método de aporte de CAF, la evidencia primaria indica que el chicle con cafeína puede beneficiar el rendimiento de jugadores de deportes de equipo intermitentes. El curso de tiempo de los efectos de acción de los chicles con cafeína significa que ellos podrían consumirse verosímilmente durante el entretiempo en los deportes de equipo; sin embargo, esto tiene que ser examinado todavía.

Recientemente, Liam P. Kilduff de la Swansea University (Reino Unido), llevó a cabo un estudio sobre este tema, cuyo objetivo de esa investigación fue examinar el rendimiento, los efectos fisiológicos y cognitivos del chicle de CAF consumidos durante un período de entretiempo simulado en jugadores de deportes de equipo.

Se examinaron los efectos fisiológicos (concentraciones de hormona salival y de lactato sanguíneo) y de rendimiento (sprint repetidos y función cognitiva) de consumir chocles con CAF durante un entretiempo simulado. Jugadores profesionales (n=14; edad: 18±1 años; altura: 1.83±0.07 m; peso: 98.6±10.9 kg) de la Unión de rugby galés, completaron un estudio doble-ciego, aleatorizado compensado.

Después de las mediciones de pre-ejercicio, los jugadores masticaron un chicle placebo (PLC) durante 5 minutos antes de una entrada en calor estandarizada y completando un test de sprint repetido (RSSA1).

Después de esto, durante un período de entretiempo (descanso) simulado de 15 minutos, los jugadores masticaron chicles con CAF (400 mg; 4.1±0.5 mgkg-1) o chicles con PLC durante 5 minutos antes de completar un segundo test de sprint repetido (RSSA2). Las concentraciones de testosterona y cortisol salivales, de lactato sanguíneo e índices de la función cognitiva (es decir, tiempo de reacción y Stroop Test) fueron todas medidas al inicio del estudio, pre-RSSA1, post-RSSA1, pre-RSSA2, y post-RSSA2.

El rendimiento de sprint no fue afectado por la CAF (p = 0.995) a pesar de tiempos de sprint más lentos después del primer sprint de ambos tests de RSSA (todos p <0.002). Después del descanso, la testosterona salival aumentó por 70% (+97±58 pgml-1) en el grupo que ingirió CAF vs PLC (p <0.001), mientras que el cortisol salival permaneció sin cambios (p = 0.307). El rendimiento cognitivo estuvo desafectado por tiempo y prueba (todos p >0.05). Aunque los efectos del rendimiento estuvieron ausentes, masticar chicle de CAF aumentó las concentraciones de testosterona salivales de los jugadores de rugby profesionales durante un entretiempo (descanso) simulado.

Por lo tanto, los practicantes pueden seleccionar los chicles con CAF recomendados entre los turnos de ejercicio sucesivos debido a los aumentos observados en la testosterona salival; una variable asociada con una mayor motivación y rendimiento del ejercicio de alta intensidad.

APLICACIONES PRÁCTICAS

Estos datos agregan al cuerpo en vías de desarrollo de la literatura relacionada al rendimiento y las respuestas fisiológicas elicitadas después de la administración de intervenciones en el entretiempo (descanso) en jugadores de deportes de equipo. Los practicantes y entrenadores deben saber del hecho de que un descanso de 15 minutos simulado no fue suficiente para recuperar el nivel de rendimiento de sprint repetido observado en los sprint de inicio de un turno de ejercicio previo. Es más, masticar un chicle con cafeína provee un método práctico y logísticamente factible de administrar cafeína (CAF), sobre todo en tiempos cuando los métodos tradicionales de suplemento de esta ayuda ergogénica (por ej., píldoras y bebidas) no pueden ser apropiados. Aunque los índices del rendimiento físicos y cognitivos no fueron influenciados por el chicle con CAF, los practicantes que buscan concentraciones de testosterona mejoradas deberían considerar el chicle con cafeína recomendado para sus jugadores. Igualmente, se necesita una investigación más extensa para optimizar el uso de chicles con cafeína (por ejemplo, dosificación, timing de consumo, etc.) durante el período de descanso.