Efectos de diferentes programas de entrenamiento sobre la composición corporal

Por Prof. Ricardo L Scarfó

Efectos de diferentes programas de entrenamiento físico sobre la composición corporal: una prueba de control aleatorizada

Francisco J. Amaro Gahete, de la Universidad de Granada (España) recientemente llevó a cabo un estudio donde apuntó a investigar los efectos de programas de entrenamiento físico diferentes sobre parámetros de la composición corporal en adultos de mediana edad sedentarios. Un total de 89 adultos de mediana edad (53.5±4.9 años de edad; ~53% mujeres) participaron en el estudio llamado FIT-AGEING. Una prueba de control aleatorizada de 12 semanas se realizó con un diseño de grupo paralelo. Los participantes se asignaron al azar a: [i] un grupo con un entrenamiento concurrente en base a la recomendación de la actividad física de la Organización Mundial de la Salud (grupo PAR), [ii] un grupo de entrenamiento por intervalos de alta intensidad (grupo HIIT), y [iii] un grupo de entrenamiento por intervalos de alta intensidad agregando electroestimulación de cuerpo entero (grupo WB-EMS).

Se observó una disminución significativa de la masa grasa corporal, el índice de masa grasa corporal y el tejido adiposo visceral en todas las modalidades de entrenamiento en comparación con el grupo de control (todos P≤0.001). Hubo un aumento significativo en la masa corporal magra en el grupo HIIT, así como en el grupo WB-EMS en comparación con el grupo de control y el grupo PAR (todos P≤0.044), mientras que sólo se observó un incremento del índice de masa magra corporal en el grupo WB-EMS en comparación con el grupo de control y el grupo PAR (todos P≤0.042). Se observó un aumento significativo del contenido mineral óseo en el grupo WB-EMS en comparación con el grupo de control (P = 0.015), mientras que no se encontraron cambios en el grupo PAR y en el grupo HIIT en comparación con el grupo de control (todos P≥0.2).


Los hallazgos sugieren que las modalidades PAR, HIIT y WB-EMS se pueden usar como una estrategia para mejorar los parámetros de la composición corporal, obteniendo resultados ligeramente mejores con la aplicación de WB-EMS. Además, se observó un aumento significativo del contenido mineral ósea corporal en el grupo WB-EMS en comparación con el grupo de control en adultos sedentarios de mediana edad.


Perspectivas

Estos hallazgos sugieren que los programas de entrenamiento de intervalos de alta intensidad, que agreguen o no, la electromioestimulación de todo el cuerpo, así como los programas de entrenamiento concurrentes basados en la recomendación de actividad física de la Organización Mundial de la Salud, se pueden usar como una estrategia para mejorar los parámetros de la composición corporal relacionados con patologías de incidencia como la obesidad, la sarcopenia y la osteoporosis, obteniendo resultados ligeramente mejores con la aplicación de un programa de entrenamiento por intervalos de alta intensidad, que agrega electroestimulación de cuerpo entero (especialmente en términos de masa magra corporal y contenido mineral óseo corporal). Además, al diseñar un programa de entrenamiento de electromioestimulación de cuerpo entero, se alienta a considerar las características biológicas de los participantes del estudio (edad, sexo o estado de entrenamiento, entre otros), ya que su optimización en términos de parámetros eléctricos (es decir, frecuencia de impulsos, intensidad de impulsos, amplitud de impulsos y ciclo de trabajo) puede aumentar sus efectos sobre la composición corporal y los parámetros relacionados con la salud.