No entiendo la manía de demonizar alimentos sistemáticamente porque sí. Sin que haya motivos o razones demostrados para ello. Simplemente hacerlo por sesgos, por falsas creencias, por reafirmar ideales o por extrapolar a población general datos de estudios hechos en sujetos con patologías concretas.

El ser humano es omnívoro y es capaz de adaptarse a múltiples y diferentes dietas y alimentos. Podemos estar saludables comiendo dietas muy distintas y dispares entre sí en cuanto a alimentos o macronutrientes.

Porque te guste hacer una dieta cetogénica no implica que los cereales sean malos. Porque te preocupas por los animales y eres vegano/a no significa que el pescado sea malo. Porque te siente mal el gluten no significa que todos debamos dejar de comerlo. Porque seas intolerante a los lácteos o te sienten mal no implica que todos los seamos. Porque te comas algún ultraprocesado no vas a enfermar o engordar. Y así con muchísimos más ejemplos.

Esa penosa manera de divulgar de manera polarizada, extremista y categórica tiene sus consecuencias. Luego nos preguntamos por qué la población está tan confundida. Ya no saben qué comer y que no. Luego nos preguntamos por qué se tiene miedo irracional a algunos alimentos y por qué hay tanta gente con una relación tóxica con la comida. Los estudios muestran que a medida que aumenta la exposición a redes sociales en temas de nutrición, ejercicio y salud aumenta el riesgo de trastornos de la conducta alimentaria, ortorexia, trastornos de imagen y adicción al ejercicio.

Seamos serios porque es un tema muy serio. Basta ya de gurús de la nutrición. Basta de sectas en redes sociales. Es responsabilidad de todos.

#instagram #nutricion #salud #dietacetogenica #dietaceto #ayuno #ayunointermitente #paleo #dietapaleo #veganos #vegan #plantbased #dietavegana

Publicación Original
Compartir:

Sigue leyendo:

Comenta:

0 comentarios

Enviar un comentario

Newsletter

Recibe todas las actualizaciones de Ciencias del Ejercicio en tu Email.